© abril de 2016 por Probot School

Contacto: probotschool@gmail.com

Guaymallén, Mendoza, Argentina

  • Google+ Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

Creado con wix.com por Luciana Silvestri

El arte de “hazlo tú mismo” o construccionismo: programación y robótica

May 28, 2016

Steve Wheeler es profesor de tecnología del aprendizaje en el Instituto Plymouth de Educación en la Universidad de Plymouth. También es editor de docenas de revistas científicas internacionales como Research in Learning Technology (formerly ALT-J), Digital Culture and Education, EURODL o IRRODL. En uno de los últimos posts de su blog ha publicado una interesante reflexión sobre el construccionismo y la incorporación de la robótica y la programación en el aula a partir del trabajo de Seymor Papert.
 

 

 

 ¿Qué es el construccionismo?

 

No confundir con constructivismo, el construccionismo es una teoría cognitiva que se relaciona con aprender haciendo cosas. A partir del trabajo del investigador en computación Seymour Papert, el construccionismo trata de comprender y establecer un puente entre el pensamiento del niño y del adulto. Junto a un grupo de colaboraores Papert es conocido por desarrollar uno de los primeros lenguajes de programación educativos, conocido como LOGO. Tuvo éxito durante los años 60 para que los niños pudiesen aprender a programar robots de suelo conocidos como Turtles. Desarrollar la conexión entre pensar y hacer puede tener un profundo impacto sobre las mentes de los más jóvenes. Papert considera que “aprender haciendo” representa el cambio entre las operaciones concretas y las operaciones formales (los dos ultimos escalones del desarrollo cognitivo propuestos por la teoría de Piaget). Tal como el propio Papert ha afirmado: ‘ Incluso el mejor de los programas educativos de televisión se limita a ofrecer mejorar cuantitativas en los tipos de aprendizaje que ya existían sin ellas. Por el contrario, cuando un niño aprende a programar, el proceso de aprendizaje se transforma. Se convierte en algo más proactivo y auto-dirigido.’ (ibid, pp 20-21).

Si queremos que los niños muestren una mayor motivación en el aprendizaje, necesitamos que sean más proactivos desarrollando su aprendizaje. Aprender a codificar es más simple que “hacer que una computadora haga algo”. Los algoritmos son más que un paquete de instrucciones. Representan la esencia del pensamiento racional, desarrollando esquemas cognitivos que prepararán al niño a afrontar una multitud de desafíos y problemas que van a encontrar más tarde en la vida.

¿Como podría aplicarse esta idea a la educación?

La teoría construccionista a vuelto a ponerse de moda en los últimos años con la aparición de la robótica, la impresoras 3D y otras herramientas que sirven para hacer objetos. Además, cada vez más centros de primaria incorporan el análisis de los lenguajes de programación y los algoritmos. Escuelas como el Plymouth School of the Creative Arts en el sudoeste de Inglaterra o el Taupaki de Nueva Zelanda siguen este tipo de estrategia con sus estudiantes. Las conexiones entre pensar y hacer son importantes, y el curriculo basado en este principio favorece la creatividad y anima a los niños a experimentar, tomar riesgos y plantearse muchos “¿Que pasaría si?”. El director del colegio Taupaki, Stephen Lethbridge señala que los resultados son sorprendentes, mostrando los niños un desarrollo cognitivo por encima de lo esperado para su edad.

Desde simplemente jugar con la arena en educación infantil hasta diseñar robots y helicópteros en los últimos años de la escuela primaria, este tipo de actividades pueden realizarse en todas las asignaturas del currículum. Cuanto más estén los niños involucrados en construir su propio aprendizaje a través de hacer y construir, más conectados estarán con el proceso de aprendizaje. Si los niños hacen un blog, o crean mapas digitales de su escuela, o crean imágenes y las modifican de muchas maneras, experimentarán a su manera y podrán ver los resultados de sus acciones. Si les animamos a descubrir y explorar por ellos mismos, desarrollarán esquemas independientes y aprenderán cómo aplicarlos más tarde cuando se enfrenten a desafíos

Aprender haciendo es una forma de aprendizaje muy potente que más profesores deberían tener en cuenta. El desafío para los educadores es ahora ¿Cómo introducir en el aula más de “aprencer haciendo” y menos de “enseñar unidireccionalmente”?

Blog de Steve Wheeler.

Please reload

Featured Posts

Se viene ATR - A Toda Robótica

October 25, 2019

1/4
Please reload

Recent Posts

November 3, 2019